24 feb. 2010

FE DE RATAS

Ante el escándalo recientemente destapado sobre la infinidad de errores ortográficos en los libros que reparte el Ministerio de Educación a millones de escolares, este organismo ha resuelto destituir al director general de Educación Secundaria, César Puerta, y el viceministro de Gestión Institucional, Idel Vexler, ha anunciado la elaboración de una fe de erratas que se anexará a los manuales de comprensión lectora 2009 y el inicio de acciones judiciales, contractuales y administrativas contra los responsables de la corrección de los textos.

Si tuvieran una pizca de decencia, hace rato que el ministro de Educación, sus viceministros y los principales funcionarios y asesores vinculados al tema, debían haber renunciado. Pero esto es, en el período de gestión aprista, absolutamente imposible. Y ocurre lo de siempre, cuando ya no se puede ocultar lo inocultable: destituciones, procesos administrativos y judiciales, comisiones investigadoras, etc. En tanto, el modelo educativo imperante continúa, impasible, divulgando mediocridad, oscurantismo y frivolidad, al tiempo que campea y se desborda la corrupción, las prácticas mafiosas y la perversa noción del estado como botín.

¿Quiénes son los elegidos que producen la edición de millones de textos escolares de pésima elaboración formal y que portan una propuesta pedagógica reaccionaria y antihistórica, y quiénes consagran tal elección? La respuesta revelaría con claridad los nexos que existen entre oscurantismo, mediocridad y corrupción.

Porque no es, el de los errores en los textos, el problema de fondo en todo esto, sino qué es lo que se imparte a los millones de niños y adolescentes en el país. Sólo un par de botones de muestra: en el Módulo de Comprensión Lectora 3, del año 2009, pág. 52, la enumeración de las obras de Gabriel García Márquez se detiene en sus memorias Vivir para contarla, publicada el 2002, sin tomar en cuenta a la novela Memoria de mis putas tristes, que “Gabo” dio a conocer en el 2004. Y en la pág. 11 del mismo volumen, se informa que el poema “Mi casa muerta” (que se reproduce con el título erróneo “Mi casa”), de Javier Heraud, forma parte de el libro El viaje, que el poeta “escribió junto con César Calvo”.

Está claro que quien haya elaborado el libro no sólo desconoce la producción de nuestro gran poeta guerrillero sino que no se ha tomado la molestia de revisar las diversas publicaciones que contienen su obra poética: de haberlo hecho, hubiera comprobado, como lo hizo la alumna Andrea Cier Palomino, de la IE. Gran Amauta, San Martín de Porres, que el libro inconcluso a dos manos entre Javier Heraud y César Calvo, tuvo el título provisional de Ensayo a dos voces. Si esto ocurre con la obra de dos figuras de la trascendencia de Garcìa Márquez y Heraud, no cuesta mucho imaginar el mar de desinformación que envuelve una propuesta pedagógica antihistórica, hecha a la medida de los intereses del imperio y sus guardianes en el Perú.

Frente a esto sólo hay un camino: el rechazo por parte de educadores, estudiantes, padres de familia, escritores, editores, promotores educativos y culturales a utilizar los volúmenes que distribuye el Ministerio, y la construcción de una propuesta en el terreno de la comunicación y la lectura, de claro carácter nacional, democrático y liberador. El Gremio de Escritores del Perú trabaja desde hace 3 años en este compromiso.

Febrero 2010

Jorge Luis Roncal. Escritor y editor.

Secretario de Organización del GEP

Grupo Editorial Arteidea
4267268 - 4261727
grupoeditorialarteidea@gmail.com - jlroncal_9@hotmail.com
jlroncal@yahoo.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada